Votacion: 
No hay votos
0

Poio multará a los padres que aparquen mal para recoger a los niños del colegio

La Policía Local empieza en el SEK y en el CEIP Lourido su campaña de seguridad en las escuelas

Entorno del colegio SEK, uno de los que serán objeto de atención por los aparcamientos indebidos. DP

Entorno del colegio SEK, uno de los que serán objeto de atención por los aparcamientos indebidos. DP

Las horas de entrada y salida de los centros escolares y la seguridad vial en el entorno de estos son una cuestión sensible para la Policía Local de Poio, que el martes dio a conocer los detalles de las primeras medidas para mejorar la situación en algunos de los colegios que necesitan actuaciones más inmediatas.

El equipo coordinado por Antonio Duarte actuará prioritariamente en las calles de las inmediaciones de dos centros: el SEK Atlántico y el CEIP Lourido.

La campaña se puso en marcha el martes de modo oficial y consiste en un refuerzo de la vigilancia sobre los coches que hayan sido mal estacionados por parte de los padres que acuden a dejar o a recoger a los niños en ambos centros. La Policía Local verificará que los conductores cumplen las normas y respetan las marcas viales que permiten o prohíben el estacionamiento. "Sancionarase oportunamente as infraccións con arranxo ao Regulamento Xeral de Circulación", advierte el departamento policial poiense.

La campaña se pone en marcha en concreto en estos dos centros, después de detectar comportamientos como aparcamientos masivos o inapropiados por parte de los padres, abuelos y cuidadores que acuden a los colegios a llevar o recoger a los alumnos. "En moitos casos invaden zonas peonís e os accesos aos centros escolares", apunta la Policía Local.

Esta forma de aparcar provisional, que a ojos de los conductores puede resultar inocua porque dura solamente el tiempo que se tarda en dejar al niño en el centro, puede generar peligros para otros pequeños e inseguridad vial. Así, el cuerpo policial recuerda que como consecuencia de este tipo de prácticas se generan "situacións de pouca visibilidade ou manobras perigosas nas beirarrúas que transitan os escolares. O perigo acentúase tendo en conta a idade dos nenos, a súa estatura e o comportamento, moitas veces imprevisible".

Una vez detectado el problema, la Policía Local estableció contacto con los directores de los centros, a los que informó de los detalles de la próxima campaña, y con las ANPA de los dos colegios, que también recibieron todos los detalles del plan existente. El departamento dirigido por Antonio Duarte considera, de este modo, que "a comunidade escolar recibiu a información a través de distintos canais e esperamos un comportamento exemplar por parte dos pais, porque esta medida tómase para garantir a seguridade dos seus fillos. Esperamos que sexan o mellor exemplo na educación viaria dos seus cativos", apuntan.

El colectivo policial recuerda, ante la campaña recién iniciada, que su obligación es la de contrarrestar la aceptación social que tienen este tipo de maniobras destinadas a recoger o dejar a los pequeños en los colegios, puesto que, como trasfondo, existe un riesgo de atropello para los más pequeños que se debe evitar a toda costa.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.